Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis Theme

1-677-124-44227

184 MAIN COLLINS STREET WEST VICTORIA 8007

FOLLOW US ON INSTAGRAM
Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies
Top

Mejora tu alimentación para ponerte en forma

Cuando te comentan que es necesario mejorar tus hábitos de comida y optar por una alimentación saludable, es probable que te asustes porque lo primero que piensas es que deberás dejar de comer o pasarás hambre.

Pero contrario a esto, tener una buena alimentación no necesariamente tiene que ser dejar de comer o pasar hambre, sino más bien consumir alimentos de provecho para el organismo.

Queremos darte varios consejos de nutrición para darle a tu cuerpo los nutrientes y la alimentación que necesita, sobre todo si deseas ponerte en forma. El error de muchas personas que desean bajar de peso y ponerse en forma es dejar de comer en la noche, saltarse algunas comidas o comer frutas y vegetales todo el tiempo.

Esto te ayudará a bajar de peso pero traerá algunas consecuencias posteriores, ya que no todas las frutas y vegetales aportan todo lo que necesita el cuerpo para una alimentación exitosa. Es necesario un verdadero equilibrio en el consumo de nutrientes como lo son: proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua.

Alimentación saludable ¿Qué comemos?

Muy bien, ya hablamos de lo importante de que es tener una alimentación saludable, pero en el día a día nuestro, ¿esto como se traduce?

La respuesta mas simple y poderosa a esa pregunta es que mientras más conocimientos tengas sobre la comida y sus propiedades más fácil será para ti poder elegir y planear tus comidas para que sean nutritivas, saludables y te ayuden a estar en tu peso ideal.

Encuentra a continuación una lista con los tipos de alimentos y componentes que debes saberte junto con una descripción de sus beneficios y propiedades explicados de la forma más simple y natural.

Alimentos con fibra

Comer alimentos con fibra, que suelen ser duros, también ayuda a que ingieras cantidades menores de comida lo que ayuda además a no subir de peso.
El motivo se enlaza con lo que hemos dicho antes, es decir, comer despacio. Si comes alimentos duros tienes que comer más despacio y además al final te terminas cansando de masticar, pues incluso te duelen los músculos de la mandíbula.
Si eres propenso a comer mucho, lo mejor es que incluyas alimentos de este tipo en tu dieta, como por ejemplo las zanahorias.
Usa platos de pequeño tamaño
Hay un dicho que dice que comemos mucho con los ojos. Por eso, si vemos un plato lleno de comida es posible que queramos comerla toda, y no paremos hasta dejar el plato limpio y reluciente.
Sin embargo, si tenemos un plato pequeño, cuando comemos lo que tiene no queremos más. Este es uno de los mejores trucos que hay para comer lo justo, así que úsalo en casa siempre que no te quieras pasar con la comida.
Las proteínas
Son necesarias porque ayudan a las células del cuerpo para poder realizar las actividades diarias, estas también crean nuevas células y contribuyen a reparar células viejas. También son útiles para crear hormonas y enzimas, por otra parte mantienen el sistema inmunitario.
Cuando no existe un buen aporte de proteínas probablemente se padece de enfermedades y tome más tiempo recuperarse de alguna enfermedad.
Las proteínas las puedes encontrar en: carnes, pescado, pollos, nueces, frijoles, arvejas, lentejas, diversos granos y productos lácteos bajo en contenido graso.

Los carbohidratos
El consumo de carbohidratos debe ser con estrictas porciones, no todo el tiempo podrás comerlos ya que ellos aportan energía y entran velozmente en la sangre en forma de glucosa que tu cuerpo necesita para combustible, para luego convertir lo sobrante en grasa.

Las grasas
Estas proporcionan al cuerpo los ácidos grasos que se necesitan para crecer y producir nuevas células y hormonas. La grasa ayuda a algunas vitaminas a moverse por el cuerpo.
Las vitaminas A, D, E y K son vitaminas solubles en grasa, lo que significa que es necesario tener un poco de grasa para absorberlas. También se almacenan en los tejidos grasos del cuerpo y el hígado. La grasa también ayuda a proteger a los órganos contra los traumatismos.
Las vitaminas
Son indispensables en toda alimentación ya que ayudan a mantener los huesos fuertes, la visión nítida y aguda, la piel, las uñas, cabello sano y brillante. Las vitaminas también ayudan al cuerpo a utilizar la energía de los alimentos que ingieres. Cuando la actividad deportiva es añadida a tu vida las vitaminas son un importante complemento.
Los minerales
Muchas veces no se le presta la atención necesaria a estos elementos químicos que son los que ayudan a regular los procesos del cuerpo. El potasio, por ejemplo, ayuda a los nervios y los músculos a funcionar.
El calcio ayuda a los dientes y los huesos a mantenerse fuertes, el hierro transporta el oxígeno hacia las células.

Actividad física
La alimentación exitosa está acompañada de la actividad física, como se explicó anteriormente muchos de los nutrientes aportan energía al cuerpo, si eres de los que tiene suficiente energía y no la utilizas realizando alguna actividad es importante que realices algunos cambios.
Cuando ya tienes una buena alimentación debes incluir en tu agenda diaria un tiempo para dedicarle a tu cuerpo, unas sesiones de ejercicios que aporten para mantener tu cuerpo en forma y también puedas despejar la mente de las actividades que realizas a diario.

El agua
Es la preferida de muchos. Debemos tomar en cuenta que ella resulta fundamental para tener una buena salud. Si deseas que tu cuerpo funcione bien es recomendable que empieces a enseñarle a tu organismo el consumo de agua tomándote el primer vaso de agua en la mañana.
A primera hora el contenido de agua oscila entre el 50 % y el 66 % del peso corporal total.
El agua regula tu temperatura, traslada los nutrientes por tu cuerpo y elimina los residuos.
La pérdida de una gran cantidad de líquido, con las sustancias químicas y los minerales que contiene, puede producir deshidratación.
MERGE
En la fase de definición, o siempre que hagamos fitness, tenemos que controlar mucho nuestra alimentación, algo que pasa por comer mejor, pero también por comer menos, algo que es bastante complicado.

Ideas para comer menos hay cientos, pero son pocas las que han sido contrastadas por los científicos. Por eso he buscado algunas que se sabe que funcionan y os las muestro a continuación, para que podáis aplicarlas siempre que tengáis que comer menos.

Come despacio

Se ha comprobado que comer despacio sirve para comer menos. Es tan sencillo como pensar que si tardas más en comer, vas a ingerir menos alimentos, pues llega un momento en el que tú mismo ves que estás empleando mucho tiempo en comer y paras.

Los que han estudiado el tema han comprobado que las personas que han empleado más tiempo en comer, al final del día ingieren un 10% menos de calorías, lo que es  mucho, quizá lo suficiente para que te mantengas en tu peso.

Sirve un plato para cada persona

Este truco me ha resultado curioso, pues tiene que ver con nuestros instintos animales. Los científicos han podido comprobar que incluso ahora, con la abundancia de comida que hay en todos los países desarrollados, tendemos a competir por la comida.
Por eso, si pones un plato para cada persona, al final comerás menos que si compartes el plato con más gente.
Share