Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis Theme

1-677-124-44227

184 MAIN COLLINS STREET WEST VICTORIA 8007

FOLLOW US ON INSTAGRAM
Etiam ultricies nisi vel augue. Curabitur ullamcorper ultricies
Top

Vitamina C: Beneficios y Problemas que no conocías.

Esta vitamina está tan abundantemente disponible que es raro que tengais una deficiancia de ella. Y lo que es más raro aún es encontrar a alguien que lo sepa absolutamente todo acerca de esta maravilla de beneficios que es la vitamina C. Por lo tanto, Sigue leyendo.

Pero ¿Qué es la Vitamina C?

También conocido como ácido L-ascórbico, la vitamina C es una vitamina soluble en agua que está presente de forma natural en algunos alimentos y se añade a algunos otros. Y a diferencia de la mayoría de los animales, los humanos no pueden sintetizar esta vitamina, por lo que es un componente dietético indispensable.

La vitamina C es un antioxidante que ayuda a regenerar otros antioxidantes en el cuerpo. Mejora la absorción de hierro no hemo y desempeña un papel vital en la construcción de tejido conectivo y la cicatrización de heridas. También retrasa los efectos dañinos de los radicales libres en la piel y el cuerpo.

A una ingesta moderada de 30 a 180 mg al día, 70 a 90% de la vitamina se absorbe. Cuando la ingesta va más allá de 1 g al día, la absorción cae por debajo del 50%. En caso de que estés tomando suplementos, ten presente que la ingesta diaria óptima es 500 mg.

Deficiencia de Vitamina C

El resultado más conocido de una deficiencia de vitamina C es el escorbuto, una condición caracterizada por debilidad, anemia, enfermedad de las encías y lesiones cutáneas. Las infecciones frecuentes, resfriados graves, hemorragias nasales, cansancio y articulaciones dolorosas también pueden indicar una deficiencia.

Síntomas de falta de Vitamina

  • Encías hinchadas o sangrantes
  • Inflamación de las encías (también llamada gingivitis)
  • Curación lenta de heridas
  • Cabello seco y debilitado
  • Piel áspera y seca
  • Hemorragias nasales
  • Inmunidad débil (propensión a las enfermedades)
  • Articulaciones hinchadas y dolorosas

Tomar vitamina C en una cantidad y frecuencia adecuada no sólo previene estos signos, sino que también ofrece muchos otros beneficios.

Beneficios de la Vitamina C

La vitamina C es un nutriente valioso para el crecimiento del tejido, la protección de las membranas celulares de los desechos tóxicos, la cicatrización de heridas y, como se mencionó, el apoyo del sistema inmunológico.

Apoya el crecimiento de colágeno y cartílago, protegiendo de esta manera contra muchos de los efectos del envejecimiento.

Como un antioxidante, la vitamina C ayuda a combatir los radicales libres, y puede ayudar con el cáncer, colesterol alto, cataratas, diabetes, alergias, asma y enfermedad periodontal.

Se cree que la eficacia de la vitamina C aumenta cuando se toma con vitamina E.

Dosis para consumir la Vitamina C

La ingesta diaria recomendada de vitamina C es de 60 mg al día para los adultos, aunque muchas personas, toman dosis mucho más altas con la esperanza de prevenir los resfriados y evitar los efectos del envejecimiento. Sin embargo, en dosis más altas puede haber cierta toxicidad, siendo uno de los efectos secundarios la diarrea.

En algunos casos, dosis más altas de vitamina C pueden causar cálculos renales o anemia, debido a una interferencia con la absorción de vitamina B12.

Un recordatorio: la vitamina C es soluble en agua, y las porciones no utilizadas serán purgadas del cuerpo, por lo que la ingesta diaria de alimentos ricos en vitamina C o la suplementación con un multivitamínico puede ser de valor.

Si bien no parece haber problemas graves asociados con una dosis alta de vitamina C, podría ser una buena idea para mantener dentro de lo recomendado.

Share